Publicado el

Diario heróico: Combinar y retorcer conceptos

Los personajes, como la gente normal, deberían tener un pasado y ser el resultado de sus experiencias anteriores. Esto es especialmente cierto cuando hablamos de héroes del género de espada y brujería.

La forma más fácil de crear un héroe único y creíble es retorcer los arquetipos anteriores o combinar varios de ellos. Por ejemplo, si mezclas juntos bandido y monje, podrías crear un héroe que, aunque nació y se crió entre los monjes de la lejana Lhobán, se corrompió con sus decadentes vicios al visitar las naciones occidentales y acabó dedicándose al bandidaje para satisfacer sus nuevas necesidades. Quizás luche en su interior por recuperar su antigua pureza o disfrute al máximo de su actual degeneración.

No importa qué elija el jugador, un héroe así es un personaje muy interesante de interpretar.

Del mismo modo podrías combinar los conceptos de bárbaro y esclavo. Quizás tu héroe proceda de la Sabana de Marfil, un poderoso guerrero tribal capturado por los esclavistas caldeyos y vendido en Tricarnia. Cuando comienza el juego, acaba de escapar y busca una forma de regresar al sur, a su hogar…

Una vez te acostumbras a este técnica es muy fácil crear personajes interesantes en muy poco tiempo.

de Bestias y Bárbaros: Guía del jugador. Próximamente.