Publicado el

¡Que comiencen las pujas!

A varios kilómetros al sur de las ruinas de Frostgrave han surgido una serie de pueblos y villas que medran a base de satisfacer las necesidades del constante flujo de aventureros que acuden a la ciudad helada. Incluso aunque la mayoría de magos acatan un acuerdo tácito y no aceptan duelos mágicos en sus calles, siguen siendo lugares anárquicos y peligrosos, donde el oro fluye a espuertas, el crimen campa a sus anchas y prácticamente se puede comprar o vender cualquier cosa. Casi todas las compras y ventas están relacionadas, por supuesto, con los tesoros mágicos procedentes de la ciudad en ruinas. Todos los objetos mágicos son caros, pero los más comunes han alcanzado una serie de precios estandarizados. Sin embargo, existen tesoros tan únicos y extraordinarios que rara vez se ponen en venta. Solo cuando la desesperación aprieta se venden, normalmente a través de una serie de subastas irregulares que tienen lugar en estas villas. Cuando se anuncia una de estas subastas, numerosos magos de los otros asentamientos y la propia Frostgrave acuden para ver qué hay a la venta.

A continuación, te ofrecemos los objetos que fueron puestos a la venta en una de estas subastas. Si los jugadores desean integrarla en su campaña, deben esperar a que sus magos sean, como mínimo, de nivel 12. En ese momento, todos los jugadores deberían reunirse (físicamente o en la red) y realizar las pujas. Los objetos deberían subastarse en el orden aquí establecido. Los jugadores pueden pujar por todos los objetos que deseen, siempre que tengan el dinero necesario y su oferta supere el precio mínimo. El mago con el nivel más bajo siempre es quien empieza las pujas.

Estos objetos son tesoros mágicos únicos y solo pueden adquirirse durante esta subasta. No es posible comprarlos en otro momento. Si un mago desea vender un objeto adquirido durante la subasta, obtendrá una cantidad de oro igual a la mitad del precio mínimo inicial

Spellcaster 03. Ya en preventa.

Deja un comentario