Posted on

El mundo de Kane

El mundo de Solomon Kane es muy parecido al nuestro. Tanto que es fácil confundirlos. Sin embargo, no se gobierna por las estrictas reglas históricas que nosotros conocemos. Los relatos de Howard no son ensayos históricos sino emocionantes historias de acción y aventuras. Como el propio Howard, El mundo salvaje de Solomon Kane está menos interesado en el año en el que nació algún personaje específico o sucedió tal evento que en el personaje y el evento en sí. Por ello, los bosques europeos son más primigenios, los aborígenes africanos más nobles y salvajes, las naciones del Asia más exóticas y las costas del nuevo mundo más misteriosas. En el mundo de Kane, todo es más.

Así, se mezclan sucesos plenamente históricos (como la desaparición de los colonos británicos asentados en las costas de Roanoke, Virginia), con lugares y personajes puramente inventados, como son las ruinas de las ciudades construidas por la Atlántida en el corazón del África negra o toda la leyenda que rodea a Vlad Tepes, más conocido como el conde Drácula.

En El mundo salvaje de Solomon Kane el ritmo es salvaje y frenético y, como los relatos, las aventuras van al corazón de la acción, saltando todas las partes aburridas o innecesarias. Para ayudarte a imitar este estilo tan característico,  encontrarás en este manual una serie de consejos de dirección y herramientas (que van desde un cómodo generador de escenarios hasta indicaciones sobre cómo estructurar las aventuras) para que tus propias creaciones conserven ese sabor pulp tan único que buscas.

Si añadimos a todo esto La senda de Kane (una campaña de puntos argumentales) y la gran cantidad de aventuras que trae el juego, tendrás suficiente información para jugar durante años.

¡No olvides suscribirte a nuestro newsletter, para estar a la última de todas nuestras novedades! 

Deja un comentario